Saltear al contenido principal
949 20 63 60 familias@proyectolabor.es

¿Has probado a hacer pan de hamburguesa en casa?

Cuando preparas pan de hamburguesa casero, es muy  díficil que vuelvas a comprarlo…

Es verdad que lleva algo de tiempo el prepararlo… pero congela muy bien, por lo que cuando lo hagas tendrás para más de un día (bueno, dependerá de cuántos seais en casa… claro).

Hay múltiples recetas de pan de hamburguesas, pero nosotros nos decantamos por una en concreto, que es la del blog Webos Fritos.

Además de salir siempre bien, tiene un vídeo en el que te explica paso a paso como hacer los panecillos.

Estos panes también los puedes hacer para perritos calientes… en vez de hacerlos con forma redonda, los haces alargados… y seguro que los puedes aprovechar hasta para algún almuerzo del cole.

Lo más importante es planificar que vas a hacer el pan… ya que la masa necesita reposar como 1 hora antes de hacer los panecillos y una vez formados, necesitan otra hora (estos tiempos son orientativos, ya que dependen un poco de la temperatura que tengas en la cocina.

Apunta los ingredientes que necesitas:

500 g harina de fuerza
3,3 gramos levadura seca de panadería —sustituible por 10 g de levadura fresca de panadero—
10 g de sal
20 g de azúcar
1 huevo mediano
125 g de agua tibia
150 g de leche entera
25 gr de aceite de oliva virgen extra

Con estos ingredientes te saldrán más o menos esta cantidad de panecillos. Nosotros en esta ocasión hemos optado por hacer panecillos de hambuguesa y de perritos a la vez.

pan para hamburguesas y perritos

 

Es importante dejarlos enfriar sobre una rejilla… y también es muy importante elegir una buena carne para la hamburguesa… bien de ternera, de buey, de pollo… o incluso de pescado ¿por qué no?

Si vas a congelar los panecillos que te sobren, es importante que estén completamente fríos, y que los congeles, a ser posible, sobre una bandeja, para que no se deterioren.

Os dejamos aquí el enlace a la video receta de Webos Fritos para que aprendáis a hacer pan de hamburguesa casero… ¡¡a disfrutar!!

Volver arriba