Saltear al contenido principal
949 20 63 60 familias@proyectolabor.es

Brochetas de Pollo

Hoy os traemos una receta que os va a encantar, porque es muy fácil de hacer… y seguro que a los niños también les va a gustar y mucho.

Además se trata de una receta que admite múltiples versiones, incluso con pescado…

Hoy las hemos preparado a la barbacoa, pero las puedes preparar perfectamente en una sartén o en la plancha, e incluso en el horno.

Brochetas de pollo

INGREDIENTES (para 4 / 6 brochetas):

2 Pechuga de pollo cortada en dados de 2 cm de lado.

Verduras variadas al gusto: tomates cherry, pimiento, cebolla, calabacín, champiñones…

También puedes poner bacon en lonchas gruesas…

Si las quieres hacer de pescado, prueba con tacos de merluza o rape, y también gambas peladas o langostinos crudos.

Lo más importante de esta receta es el macerado del pollo (o en su caso del pescado / gambas)

Para macerar:

4 cucharadas de zumo de un limón

8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de ajo molido (especia)

1 cucharada de orégano (especia)

PREPARACIÓN:

Como os decíamos anteriormente, lo importante aquí es que la carne o el pescado macere durante bastante rato (mínimo una hora) para que así luego tenga sabor…

En un bol amplio batimos todos los ingredientes del macerado.

Cortamos en dados las pechugas. Salpimentamos.

Añadimos las pechugas al macerado, lo tapamos con film y lo guardamos en la nevera, mínimo 1 hora.

Preparamos las verduras que hayamos elegido, lavando y cortando en cuarto los champiñones, o lavando los cherry…

Disponemos de cuatro pinchos para brochetas. Sacamos el pollo de la nevera.

Vamos formando las brochetas alternando el pollo con las verduras y las colocamos en una fuente / plato.

Encedemos el horno, o bien ponemos una sartén con una cucharada de aceite, o la plancha en el fuego. Cuando esté caliente, empezamos a cocinar las brochetas.

Esperamos a que esté el pollo cocinado por un lado, para girar un cuarto la brocheta y seguir cocinando. Regamos toda la brocheta con el macerado que nos ha sobrado, y así también tomarán sabor las verduras.

Podemos acompañar de un arroz blanco frito, por ejemplo, o de un cous cous.

Esperamos que os gusten…

 

 

 

Volver arriba